EL ORÍGEN

La Red de Ánima de AGARTAM

CAROL MATEOSHace unos seis años, un domingo por la tarde, un amigo mío me llevó a lo que creía, se trataba de una meditación para conectar con los ángeles. Al iniciarse el encuentro llamado Ánima y guiado por Alicia Sanchez Montalbán, comprendí que se trataba de un círculo de sanación para ayudar a almas en tránsito a dirigirse a la Luz. El miedo que residía en mí me invadió y por un momento quise irme de allí, pero algo muy profundo en mi interior me llenó de calma y me dijo “vive esta experiencia desde el Amor”. Y así lo hice, dando lugar a una de las experiencias más profundas que cambiaron el rumbo de mi vida.
A partir de entonces, una nueva manera de enfocar aquello que durante muchos años me había asustado tanto, empezó a brotar desde lo más hondo de mi ser: se podía conectar con el plano astral desde el Amor, el Respeto y el Equilibrio. 

Al poco tiempo, Alicia me cedió la guía del círculo de Ánima, y proseguí difundiendo esta nueva manera de percibir y comunicarse con el plano astral desde la sabiduría del Amor, a lo largo del tiempo.

Durante años, cada círculo que he compartido y cada alma en tránsito con la que he tenido el honor de encontrarme, han ido iluminando mi interior, sanando mis heridas y mostrándome cómo el Amor y la Comprensión son las verdaderas herramientas de Sanación.

Comprendí que el plano astral es un estado de conciencia donde se realiza sanación. Un lugar donde no se recuerda la verdadera luz y esencia de cada Ser, y que con el Amor, Respeto y Equilibrio, todo se recuerda, se transforma y vuelve a su estado original.

A partir de ese momento empecé a divulgar este mensaje y a formar a personas en esta labor, abriendo otros círculos de Ánima en diversos lugares de España y otros países, formándose así, la Red de Ánima de AGARTAM.  // http://www.agartam.com //

Carol Mateos

La llamada de la Madre Tierra:

El verano pasado, subida en un avión medio adormilada junto a Nuria Alonso, y volviendo de un intenso servicio planetario, la Madre Tierra me llamó.

Su mensaje fue muy potente y claro: solicitaba la unión en conciencia de la familia humana para ayudarle a sanar su parte astral, en la que teníamos una implicación directa.

“¿Cómo lo vamos a hacer?” – Pregunté.

Ella me contestó: “Más allá de las aparentes diferencias, muchos resonarán con este llamado y estaréis aunados por un mismo propósito, el de continuar evolucionando hacia vuestra verdadera esencia: el Amor.”

En ese momento comprendí que la Red de Ánima tenía un vínculo directo con todo este mensaje, y que de alguna manera, habíamos sido “entrenados” tanto los guías de los círculos como las personas que asisten, a relacionarnos y abrazar con Respeto y Amor las energías propias del plano astral, desde el equilibrio interior.

Con el paso de los meses, hemos ido y seguimos recibiendo más información a través de la Gran Hermandad Blanca que guía e impulsa en profundidad este servicio planetario, mientras varias personas, agrupaciones y portales de difusión de conciencia están resonando con el llamado.

Agradezco profundamente a la Madre Tierra el creer y confiar en la familia humana.

Agradeco a la Gran Hermandad Blanca su inmenso apoyo, amor y sabiduría.

Y agradezo profundamente la valentía de todas las almas que habitamos este planeta en estos tiempos para impulsar el despertar de conciencia desde el Amor y hacia la Unidad.

Carol Mateos

carol y nuriaFotografía de Carol Mateos y Nuria Alonso en el Vaticano durante el servicio planetarioRoma*Amor, previo a la información que se recibió.